IMPROVISACION en saxo: variables para tener en cuenta

clases de saxo

Considero que los puntos más importantes para desarrollarse en el arte de la improvisación son los siguientes:

ENTRENAMIENTO DEL OÍDO: El oído deberá estar educado de tal manera
que podamos llevar a los dedos lo mas rápida y efectivamente posible las
ideas musicales que se nos ocurran. Para lograrlo debemos entrenarnos
cotidianamente sacando de oído temas, solos, frases, etc; y luego
transportarlo a todas las tonalidades.

DOMINIO DE DEDOS: Los dedos deberán estar entrenados para responder
al estímulo de las ideas; para lo cual debemos tener automatizadas todas
las escalas, arpegios y además las frases que hayamos adoptado a
nuestro lenguaje.

MANEJO DE LAS TONALIDADES: Es fundamental familiarizarse con las
12 tonalidades tanto técnicamente como teóricamente; es decir: con los
dedos amoldados a todas las tonalidades y conociendo teóricamente
que alteraciones corresponden a cada escala.

INCORPORACIÓN DE IDEAS: La improvisación es un lenguaje. Para
enriquecerlo y desarrollarlo debemos nutrirnos de ideas que formarán
parte de nuestro vocabulario (que vendría a ser una suerte de banco
de ideas). Estas ideas saldrán del material del cual nos alimentamos
escuchando a  buenos músicos, tomando las ideas que nos puedan
servir, las que consideremos afines a nosotros.

Para asimilar estas ideas deberemos previamente sacarlas de oído
y tocarlas muchísimas veces en todas las tonalidades e inclusive
introduciéndoles cambios,
completándolas, variándoles el ritmo… o sea, masticándolas lo
suficiente para digerirlas y que terminen formando parte de nuestro
lenguaje.

CONOCIMIENTO DE ARMONÍA. Conocer la armonía nos sirve
para saber en donde estamos parados cuando improvisamos y
saber qué escalas podemos utilizar, cuales notas provocan tensión
y cuales distensión.

SINTONÍA CON LA BASE. Muchas veces suele ocurrir que en el afán
 de tocar las notas correctas o al intentar meter alguna idea nos vamos 
de ritmo, y este factor es uno de los más importantes a tener en cuenta
 al improvisar. Si no “bailamos” con la base musical de manera
 sintonizada, se deslucen las ideas que intentemos transmitir.

JUEGO CON EL RITMO. Obviamente el ritmo juega un papel fundamental
en la improvisación. Te propongo como ejercicio tomar solo 2 notas de la
escala y jugar rítmicamente sobra le base, explorando al máximo el recurso
rítmico. Luego ir agregando de a una el resto de las notas.

Una idea con respecto a “IMPROVISACION en saxo: variables para tener en cuenta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.